Areas de Experiencia
Terapia de Esquemas

Un esquema es un patrón (marco, estructura, plantilla, etc.) impuesto sobre la realidad o experiencia para ayudar a los individuos a explicarla, para mediar la percepción y para orientar sus respuestas. Se elaboran durante la infancia y, posteriormente, se imponen en las experiencias vitales de la vida adulta, incluso aunque ya no sean aplicables. Los esquemas desarrollados sobre todo como resultado de las experiencias infantiles  tóxicas los denominó, Young, Esquemas Precoces Desadaptativos : patrones emocionales y cognitivos contraproducentes que se inician al comienzo de nuestro desarrollo y se van repitiendo a lo largo de nuestra vida.

 

Esquemas Precoces Desadaptativos. Características 

     *Verdades a priori

     *Se auto-perpetúan

     *Son disfuncionales

     *Resistentes al cambio    

     *Suelen ser generados y se activan por experiencias ambientales     

     *Afecto elevado

     *Interacción entre temperamento y experiencias evolutivas                       disfuncionales

 

En la fase adulta los esquemas son activados por acontecimientos vitales que se perciben (inconscientemente) como similares a las experiencias traumáticas de la infancia. Hay que decir que no todos los esquemas tiene su origen en un trauma o maltrato infantil; sin embargo todos son destructivos y la mayoría han sido caudados  por experiencias nocivas que se repitieron de manera regular a lo largo de la infancia y de la adolescencia. Ademas luchan por mantenerse. Es el resultado del impulso humano hacia la coherencia. Es lo que el individuo conoce. Aunque produzca sufrimiento es cómodo y familiar. Las personas se siente atraídas /arrastradas  hacia sucesos que activan esos esquemas. Desempeñan un papel crucial sobre el modo de pensar, sentir, actuar y relacionarse con los demás y, paradogicamente, llevan a recrear inadvertidamente en la vida adulta las condiciones infantiles que tan dolorosas fueron para ellos.

Los esquemas precoces desadaptativos reflejan creencias incondicionales sobre uno mismo en relación con el ambiente. El origen : son la secuencia de una interacción entre unas necesidades emocionales nucleares no satisfechas en la infancia, experiencias tempranas y el temperamento.

 

Necesidades Emocionales Nucleares 

 

         *Afectos (vnículos) seguros con otras personas incluye seguridad,             estabilidad, cuidados,aceptación)                                                   *Autonomía, competencia y sentido de la identidad                             *Libertad para expresar las necesidades y emociones válidas

         *Espontaneidad y juego

         *Límites realistas y auto-control

 

Infancia : Las experiencias infantiles tóxicas constituyen el principal origen de los esquemas precoces desadaptativos.  Los esquemas que se desarrollan mas tempranamente y tiene mayor impacto se originan típicamente en la familia nuclear. Otras influencias se vuelven cada vez mas importantes a medida que el niño va creciendo (madurando), como compañeros, escuela, grupos sociales y culturales y pueden llevar también al desarrollo de esquemas. Los que desarrollan mas posteriormente no son tan extendidos o poderosos,

El temperamento : Ademas de las experiencias vitales tempranas, el temperamento biológico desempeña un papel muy importante en el desarrollo de los esquemas. El temperamento interactua con los acontecimientos de la infancia en la formación de los esquemas.

Un entorno de crianza saludable debiera ofrecer, tal y como manifestaba Winnicott, seguridad, autonomía gradual, autoestima, autoexpresión, límites realistas y oportunidades para formar relaciones con los demás. Los niños precisan que sus padres se encuentren disponibles de manera previsible para formar un vínculo apropiado con ellos y, a partir de él, poder empezar a explorar el mundo de manera confiada. Todo ello requiere que dichos padres sean capaces de ofrecer amor, atención, respeto, comprensión, cuidados y guía. Ser autónomo conlleva autosuficiencia, autodominio, responsabilidad y la capacidad de disponer de juicio propio. La autoestima supone una valoración positiva de uno mismo. L Se parte de la idea de que en la vida adulta tendemos a recrear las condiciones experimentadas durante nuestra infancia (compulsión de repetición), lo que evidencia la presencia de las denominadas trampas vitales. Dichas trampas constituyen esquemas mentales con los que dar sentido y coherencia tanto al mundo que nos rodea como a nosotros mismos, siendo éstos familiares y constituyendo el marco de referencia para anticipar aquello que asumimos como posible. Ante dichas trampas es posible aceptarlas y mantenerlas, evitarlas (pretender evadirnos de la misma a través de alcohol, drogas, trabajo, etc., pero sin enfrentarnos a ella) o compensarlas (pensar, sentir y actuar de manera contraria a la trampa, negando su existencia). El proceso de cambio supone, por tal motivo, una ruptura con tales estilos de pensar, sentir y actuar, lo que genera un malestar inicial resultado de la natural resistencia a desvincularse de aquello conocido, aunque insatisfactorio, y adentrarse en nuevas formas de entender y comportarse. Tal proceso requiere identificar las trampas existentes, comprender el origen de las mismas, entrando en contacto con el dolor y sufrimiento experimentado, rebatiendo la trampa vital tanto intelectual como emocionalmente, desahogando el dolor experimentado y satisfaciendo las necesidades insatisfechas, modificando los patrones de conducta personal e interpersonal asociados a dicha trampa, en particular las relaciones de pareja inapropiadas y los hábitos autodestructivos, persistir en el cambio siendo paciente y perdonarse por los errores que se hayan cometido.

Terapia Cognitivo Conductual

Es una forma de entender cómo piensa uno acerca de sí mismo, de otras personas y del mundo que le rodea, y cómo lo que uno hace afecta a sus pensamientos y sentimientos. La TCC le puede ayudar a cambiar la forma cómo piensa ("cognitivo") y cómo actúa ("conductual") y estos cambios le pueden ayudar a sentirse mejor. A diferencia de algunas de las otras "terapias habladas", la TCC se centra en problemas y dificultades del "aquí y ahora". En lugar de centrarse en las causas de su angustia o síntomas en el pasado, busca maneras de mejorar su estado anímico ahora.

Psicoterapia

Los síntomas de los que se quejan las personas que solicitan psicoterapia son variados, afectan a la experiencia personal, la relación con los demás o dificultan de forma significativa sus actividades cotidianas. El malestar con frecuencia se manifiesta a través de ansiedad, depresión, estrés, conflictos con la pareja, dificultades en las relaciones sexuales, etc. o dan lugar a ciertos comportamientos que interfieren la vida de una persona en distintas áreas, como por ejemplo las adicciones (alcohol, drogas, etc.) los referidos a la alimentación (anorexia nerviosa, bulimia, etc.). Resumiendo, las circunstancias que llevan a una persona a solicitar ayuda profesional son diversas y complejas.

El cómo se consiga depende del problema que plantee el paciente, de las metas que quiera conseguir y en gran medida del modelo teórico seguido por el terapeuta, puesto que cada perspectiva en psicoterapia se caracteriza por un conjunto de conceptos y principios que explican cómo ocurre el cambio. La naturaleza, ritmo y objetivos de las intervenciones quedarán, en parte, definidos por la orientación teórica mas adecuada para el abordaje del problema que se trate.

 

Sobre mi

FORMACIÓN :

Universidad de Santiago de Compostela (U.S.C.) :

Licenciado en Ciencias de la Educación (Sección Psicología) 1978-1982

Dirección General De Universidades :

TÍTULO, Especialista en Psicología Clínica.

Universidad de Santiago de Compostela (U.S.C.) :

Diplomado en Ciencias de la Educación (Sección Pedagogía)

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) :

Especialista Universitario en Psicopatología y Salud 2001 - 2003

Red PSIOUS :

Formación en Experto en la utilización de la Realidad Virtual

EXPERIENCIA :

PSICÓLOGO

B.A.T.A. (Bayón Asociación Tratamiento de Austismo) 1985 - 1994

PSICÓLOGO

Consulta de Psicología Clínica 1995 - actualidad

Castelao nº4-4ºD/36001PONTEVEDRA/Tel.:986860632

glez@cop.es